Esguince de tobillo.

Un esguince es una distensión, ruptura parcial o total de un ligamento.

los ligamentos sirven como estabilizadores de las articulaciones, en este caso el tobillo, se tuerce hacia uno u otro lado, produciéndose una rotura de ligamentos o un esguince.

La clasificación se realiza según el estado del ligamento, el dolor, los signos inflamatorios y la inestabilidad presentada, y el tratamiento de fisioterapia es algo diferente según el grado:

-Esguince GRADO 1: Se produce una distensión ligamentosa, con alguna ruptura de alguna fibra, con poco dolor, hematoma nulo o excaso y sin inestabilidad objetivable.

-Esguince de GRADO 2: Se aprecian rupturas parciales del ligamento. Suele observarse una equimosis y hematoma, con dolor localizado en la zona externa y algún grado de inestabilidad al andar o estar de pie. Los signos inflamatorios son moderados.

-Esguince de GRADO 3: Ruptura completa del ligamento e inestabilidad importante de la articulación. Los signos inflamatorios y el dolor son importantes. Habitualmente suele estar incluido la ruptura también de otros ligamentos del tobillo.

Tratamiento Fisioterapéutico del esguince de tobillo

Es importante un buen diagnóstico clínico primario y una vez tengamos eso el tratamiento irá encaminado a evitar la inestabilidad de tobillo, ya que podría evolucionar a inestabilidad crónica si no está bien tratado, de ahí las recidivas comunes producidas en los 12 meses siguientes al esguince inicial.

En fase aguda (sobre todo primeras 72 horas) el tratamiento básico consiste en el método RICES (reposo, hielo, compresión y elevación) cuyo objetivo es conseguir efecto analgésico e antinflamatorio. La mayoría de los esguinces grado 1 no requieren mayor tratamiento y la molestia dura entre 3 y 7 días.

Pasado una semana con el tobillo vendado desde el primer día y con el conveniente reposo, se puede empezar a realizar sesiones de fisioterapia.

Los grados 2 y 3  primero es importante realizar primero una valoración con test de fisioterapia para comprobar los bloqueos articulares y el estado del ligamento : Movilización anterior y posterior del peroné, Valoración de la movilidad de la articulación de Chopart, valoración de la movilidad el escafoides.. entre otros.

Los esguinces de grado 2 y 3 se tratarán con:

- drenaje linfático

-  masaje tipo cyriax del ligamento lesionado. Una vez que la cicatriz está consolidada, se puede realizar el masaje transverso profundo. Las indicaciones son un efecto analgésico y otro mecánico con la reordenación de fibras de colágeno.

- manipulación fisioterapéutica del pie en el caso de encontrar restricciones de movilidad.

- movilización pasiva suave del tobillo

- Electroterapia : como tratamiento secundario para ayudar a la sobrecarga muscular y el alivio del dolor.

- trabajar la musculatura del tobillo:  centrándonos en los músculos implicados en la eversión (peroneos, tibial anterior y extensor largo de los dedos) Restaurar la fuerza entre la inversión y eversión. Realización de ejercicios isométricos e isotónicos concéntricos, combinando con ejercicios de cadena cinética abierta y cerrada y posteriormente ejercicios excéntricos.

- propiocepción: La propiocepción es la cualidad que nos permite apreciar nuestra posición, el equilibrio y sus cambios en el sistema muscular. La situación de nuestras piernas y pies es controlada de forma automática por nuestro sistema nervioso.

Se realizarán ejercicios de propiocepción tales como: Apoyo unipodal, Apoyo unipodal con ojos cerrados, apoyo unipodal sobre plataforma inestable, apoyo sobre punta de los pies, realizar desequilibrios externos y ejercicios con pelota. Subir y bajar escaleras, andar sobre terreno inestable y subir-bajar cuestas pueden trabajar tanto la movilidad, musculatura y propiocepción del tobillo.

- Estiramientos de los músculos y ligamentos: Conviene tener una buena movilidad articular de todo el tobillo, con los ligamentos elásticos y la musculatura estabilizadora periférica flexible y resistente.

 

Los comentarios están cerrados.